miércoles, 22 de julio de 2009

No se puede olvidar lo inolvidable


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Anoche soñé que éramos amigas de nuevo, como cuando teníamos 13 años.
No solo amigas, sino lo de antes, confidentes, cómplices, fieles, seguras, puras y libres de toda mezcla, ... con el mundo en la palma de la mano...
He despertado y no era verdad y fue la tristeza la que se quedó en tu lugar.

Nada volvió a ser lo que era...

Y miro las nubes sin pensar que no estás,
con el silencio agudo de alguien que te extraña.
Lo que se quiere olvidar es inolvidable …
y quedaron los días y hoy está la distancia
como un telón sobre el pasado y
no puedo olvidar lo inolvidable…

Quedó tu espacio sin ocupar
esperando que algún día volvamos
a sentarnos una enfrente de la otra,
como en nuestra adolescencia
siempre tan alegres corriendo detrás de los sueños,
¡ que daría por verte ...!
Te fuiste... ¡ no me pudiste esperar para conversar como antes...!
¡ que dolor tan grande mi amiga del alma!
tal vez si hubiéramos estado juntas...
tal vez si ... quizá...


Yo soy aquella,
que andaba con la vida
del brazo coqueteando con la muerte.
Y ... te fuiste primera.

Nada voy a decirte ...
Te fuiste primero a las profundidades de la tierra.

La imagen de la nada y tu cara que sonríe
como un amor parecido al universo,
es mi sentimiento hacia tu recuerdo.
Ya tomaré mi sitio en el cielo ... y algún día nos abrazaremos
con la complicidad de las estrellas.


Marga®
www.margaseoane. blogspot. com

1 comentario:

Leo dijo...

Bello, cariñoso, este esperame en el cielo.
Yo también tengo una "amiga del alma", Ana Lucía Montoya Rendón, claro no me espera en el cielo, por la edad la esperaré yo a ella.
Gracias por tus letras.
Abrazos
Leonor

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed

Regresar a la entrada

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket