miércoles, 25 de abril de 2007

Oswaldo Reynoso - LOS EUNUCOS INMORTALES


Oswaldo Reynoso

Arequipa, 1931



Narrador, poeta, profesor universitario, periodista. Entre 1950 y 1951 realiza estudios en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, trasladándose en 1952 a la Escuela Normal Central, en la Cantuta, cerca de Lima, donde obtiene el título de Profesor de Lengua y Literatura. Ha ejercido la docencia en varios colegios de Lima. Aparte de enseñar en la Universidad Enrique Guzmán y Valle, entre 1967 y 1977 ocupó una serie de cargos, como Jefe del Departamento de Lengua, Director del Programa Académico de Humanidades, Director de Proyección Social del Consejo Universitario, Vicerrector, y Rector. En 1977 viaja a la república Popular China, donde permanece hasta 1989, desempeñándose como profesor y corrector de estilo en la Agencia de Noticias Xinhua (Beijing). Ha participado en una serie de encuentros y congresos internacionales de narrativa, y a sido requerido como jurado en distintos certámenes literarios.

Ha publicado: Luzbel (Poemas, 1955), Los inocentes o Lima en rock (1961), En Octubre no hay milagros (1966), El escarabajo y el hombre (1970}, En busca de Aladino (1993), Los eunucos inmortales (1995).

Los inocentes (1964) y En octubre no hay milagros (1966), revelan una marcada tendencia al pesimismo, más que al realismo. Reynoso, siguiendo los pasos de Congrais y coincidiendo con Vargas Llosa, traza una historia de adolescentes, pero no son los joycianos, los Stephen Dedalus, sino los hijos de la gleba suburbana, muchachos provincianos arracimados en las barriadas, de infancia triste, de adolescencia amarga, de juventud herida y protestadora. El primer libro de Reynoso se ocupa directamente de ellos, y los rotula Los inocentes, significativamente. En el segundo va más allá. Penetra en un mundo de contradicciones y de sortilegios frustrados. El mes de octubre es, en Lima, el clásico mes del Señor de los Milagros, en que se rinde homenaje a un Cristo tradicional salvado de unn terremoto del siglo XVIII. La multitud sigue a pie la imagen venerada. Pero, en el suburbio, para los miserables, no hay milagros, ni Señor de los Milagros, no tienen esperanzas ni fe. Y, en un último libro El escarabajo y el hombre (1970}, este pesimismo se acentúa, sin ofrecer ninguna salida.

Luis Alberto Sánchez

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed

Regresar a la entrada

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket